Novela negra española actual ( según mis ojos y preferencias)

A raíz de la publicación de mi última novela ( a mi entender más policiaca que negra), una de las preguntas, por parte de periodistas y de especialistas en blogs literarios, que más veces he contestado, es la de cómo veo el panorama de la novela negra actual. Desde mi humilde punto de vista, suelo responder que he apreciado un incremento de escritores de talla que suelen navegar por estos mares ( que no del Sur) sino de la llamada "literatura noir". En el momento en el que me preguntan que autores son mis favoritos, responder que lo son John Verdon, Jo Nesbo, Franck Thilliez, Harlan Coben, Camilla Lackberg, .... Me es sumamente sencillo, pero cuando se trata de dar nombres de escritores nacionales la cosa cambia. No se trata de ser un "bienqueda", el que me conoce sabe que soy excesivamente sincero, directo como lo son los personajes que intento escribir. De hecho soy de los que dice que si temes mis respuestas, no me preguntes. Más bien el problema radica en no tener espacio para citar a muchos de ellos. Por eso hoy, en este mini blog, me voy a recrear. Seguramente me deje alguno, pero voy a ceñirme a aquellos que mi memoria (cada día más dañada y eso que no consumí en mi juventud mucha cosa rara) recuerda por las emociones y el alto grado de entretenimiento que de ellos recibí. El orden, más que nunca en esta ocasión, no obedece más que a mis recuerdos anárquicos:

Francisco González Ledesma ( por ser un genio de la esencia de las calles), Vázquez Montalbán (por ser el claro ejemplo de que un escritor en mayúsculas escribe lo que quiere y a él le dio, y suerte tuvimos, por escribir excelente novela negra), Aro Saínz de la Maza (por no tener que envidiar nada a las tramas norteamericanas y encima en mi ciudad, Barcelona), Toni Hill (por crear atmósferas que puedes sentirla en la piel, gran trilogía que estamos a punto de rematar en meses venideros), Carlos Zanón ( por retratar unas calles con otra mirada), lo mismo podría decir de Alexis Ravelo ( justamente otra mirada), Nieves Abarca y Vicente Garrido ( su trilogía en EEUU sería una serie de tres temporadas que nos dejarían con la boca abierta, la piel erizada y las neuronas acurrucadas), Dolores Redondo (por sazonar con maestría la novela policiaca con mitología), Esteban Navarro ( por retratar la humanidad de la policía), Lorenzo Silva ( su saga de Bevilacqua y Chamorro son palabras mayores), Víctor del Árbol ( un neurocirujano de la palabra aderezada a una emoción), JL ROD ( tal vez me equivoque pero tendremos Mac Millan para rato y yo feliz), Andreu Martín ( un maestro, para que decir más), David Llorente (por atrevido, por valiente, por ser verdaderamente innovador en el género), Domingo Villar ( otro gran creador de atmósferas y tramas), y MIL PERDONES a aquellos que mi memoria hoy les ha traicionado y que sin embargo, calaron en mí. Muchos pendientes de leer, así que a todos GRACIAS y decir que LA NOVELA NEGRA ESPAÑOLA según mi chequeo médico, está como un roble.