Blog

"TRES MINUTOS DE COLOR" Finalista al Premio Novela Negra de CARTAGENA NEGRA

De nuevo feliz al constatar que "Tres minutos de color" tiene aun mucho que decir.

 

Gracias Cartagena Negra por contar con ella!

 

https://www.laopiniondemurcia.es/descubre-fds/2018/07/09/premio-novela-c...

"TRES MINUTOS DE COLOR" Finalista al Premio Tormo Negro de las Casas Ahorcadas de Cuenca

 

 

Las primera de las nominaciones como finalista de "Tres minutos de color" siempre es motivo de felicidad, a ver qué pasa!!

 

http://casasahorcadas.blogspot.com/2018/06/finalistas-del-viii-tormo-neg...

 

 

PREMIO LETRAS DEL MEDITERRÁNEO MODALIDAD NOVELA NEGRA

Sí, es cierto. Hoy se ha hecho oficial. Soy uno de los escritores galardonados con el premio Letras del Mediterráneo otorgado por la #DiputacióndeCastellón a la mejor novela negra. Es un honor ver mi nombre junto al de las compañeras también premiadas y de tanto renombre. Felicidades a todas ellas. La novela saldrá publicada por la Editorial Alrevés la primera semana de mayo, está basada en un hecho real y se centra en los efectos que conllevan una pérdida de identidad y de lo poco que cuestionamos la información que recibimos. Ya hay título pero todo a su tiempo. Gracias a tod@s aquell@s que recibirán la noticia con una sonrisa.

Casa del Libro recomienda "Tres minutos de color"

Presentaciones de "Tres minutos de color"

PINCHAR EN ESTE LINK para comprobar futuras presentaciones , lugares y fechas:

https://prezi.com/wncdipgkdrob/presentaciones-de-quottres-minutos-de-col...

TRES MINUTOS DE COLOR

El día 6 de febrero de 2017 mi novela "Tres minutos de color", saldrá al mercado. Más de 7 años me ha llevado terminarla. No ha sido fácil verla publicada por el riesgo que le supone a un editor. Y es que mezclar el género policiaco con el paranormal o fantástico no es cosa baladí. Si a esto le añades que gran parte de la trama versa sobre las denominadas Experiencias Cercanas a la Muerte, en una sociedad, la Europea, en la que nos aterroriza todo lo relacionado con el fin de la vida, y a pesar de ser el gran miedo ni siquiera tratamos de comprender su significado, el riesgo editorial se multiplica. No así en Estados Unidos, Asia y Sudamérica, donde la visión del más allá es muy distinta. Y a pesar de todo he logrado que se suba al mismo barco una editorial como Alrevés, conocida por su incuestionable calidad a la hora de editar historias negras. Puede que suene a tópico, a frase manida, pero creo que la espera ha valido la pena y que mi novela ha sido editada por quien lo merecía. Una suerte de reciprocidad sentimos los componentes de Alrevés y un servidor cada vez que hablamos del modo en el que nuestros destinos se cruzaron. "Tienes ADN de Alrevés", me soltó uno de sus editores en el transcurso de un certamen literario mágico como es el de Las Casas ahorcadas de Cuenca. Y yo le dije que puede que tenga razón, pero callé en ese instante que estaba a punto de terminar la novela más importante para mí hasta la fecha. Unos meses después, no demasiados, llegamos a un acuerdo verbal que jamás se deshizo. Como dijo el maestro Juan Marsé, "para escribir una novela solo hace falta tener una historia que contar, saber cómo contarla y tener ganas de hacerlo". Al ver que cumplía con las mínimas premisas, me lancé a escribir "Tres minutos de color". Espero y deseo que os atraviese el alma como a mí lo ha hecho mientras me he documentado y la he escrito. Solo os avanzaré que la idea inicial de esta novela arranca una noche gélida a escasos kilómetros de Sarajevo, (Bosnia), donde en compañía de una intérprete lugareña tuvimos que enfrentarnos a la desolación que supone toparse con una fosa común. "¿Cómo podéis gestionar este horror?", le pregunté . La respuesta me la dio una hora más tarde, cuando ya camino de Sarajevo nuestros cuerpos trataban de recuperar el calor en el interior de un vehículo de Naciones Unidas: "Queriendo creer que no todo acaba aquí".

NOVELAS QUE SALVAN VIDAS

Hace unos días la editorial Random House Mondadori comunicó al escritor Ángel Gil Cheza que iban a proceder a la destrucción de 2000 ejemplares residuales de su novela "El hombre que arreglaba las bicicletas". Dicha práctica, habitual en todos los sellos editoriales de este país, cuando ya han transcurrido tres o cuatro años desde su publicación ( no siempre el plazo de tiempo es ese), no deja de ser otra prueba más de que algo está fallando en el actual sistema editorial. La destrucción de un libro es algo que a mí personalmente me duele. Puedo entender que el almacenaje prima, y más cuándo se publican 80000 libros al año. Pero la noticia me sigue doliendo. Pero Ángel Gil Cheza no estaba dispuesto a dejar que una novela suya sea víctima de un genocidio literario. Por ello se llevo a su casa, y con una furgoneta , los 2000 ejemplares sin saber muy bien qué hacer con ellos. Si ya es difícil vender novelas mediante los cauces habituales, te puedes imaginar lo que significa que los venda el mismo autor. La idea le llegó sin más , con la fuerza inédita con la que llegan aquellas ideas que se toman desde las entrañas. Contactó con la ONG PROACTIVA OPEN ARMS - que se están dejando la piel para salvar vidas de los refugiados Sirios en el Mar Egeo. En su web reza "Somos socorristas y estamos salvando vidas" – y les propuso un canal de comunicación directo ( su web y una cuenta bancaria o plataforma de pago como es Pay Pal), a fin de que cada uno de los 2000 libros que pensaba regalar, llevara en su interior la etiqueta que informara al destinatario final, de que el libro era gratuito y que quedaba a su libre albedrío el decidir la cantidad que destinaría – o no – a dicha ONG. Por mi experiencia durante tres años en la Guerra de los Balcanes, me consta que el ser humano QUIERE AYUDAR. Y eso mismo es lo que ha sucedido al bueno de Ángel Gil Cheza. Que en un tiempo record sus 2000 ejemplares ya han sido regalados a multitud de personas que le han pedido incluso cajas a fin de colaborar en la tragedia que acontece a escasos miles de kilómetros de nuestros hogares, resultando ser una iniciativa bañada de éxito.

Como conclusión diré que hay NOVELAS QUE SALVAN VIDAS, que hay escritores, como Ángel GIL CHEZA que han dado una GRAN LECCIÓN al mundo editorial de cómo canjear esos miles de libros que se destruyen en dinero válido para causas mayores. Y no nos olvidemos, además fomentamos la lectura. ¿Acaso no resulta bello que el amor por los libros y la solidaridad humana formen un binomio?

Enhorabuena Ángel, y como ya te dije en una llamada telefónica, me quito el sombrero.

Páginas